Relatos de leyendas de terror – La mujer de la calle Delicias

Una de las formas en que la literatura se propaga, es la de contar los cuentos de miedo o las tan mencionadas leyendas de terror, relatos que trascienden el tiempo y que nos dejan enseñanza, para todas las personas que nos gusta el leer.

A continuacion, compartimos una leyenda de terror, que consterno a todos los que la leyeron, ya que se dice, que esta es un hecho verídico, que se fue pasando de boca en boca, hasta llegar a nuestros tiempos.

la mujer de la calle delicias

La Mujer de la calle Delicias

Cuentan que en el estado de Chihuahua, en una poblacion alejada de la capital, la calle principal del pueblo, tenia por nombre “Delicias”, y al final de lo que se conocía como la avenida principal, vivía una tierna viejita, que a todo el mundo saludaba amablemente.

Nadie sabia la cruel verdad, Doña “Micha” como la llamaban, salia a una poblacion de gente indígena, que quedaba a algunas horas de su pueblo, y con mentiras, compraba a un infante, tan solo para hacer actos diabólicos con ellos, fiel seguidora del demonio, cada día Martes de la cuarta semana de cada mes, muchas personas se reunían con ella, y nadie llego a sospechar, los terribles actos que en esa casa, de la calle “Delicias” se realizaban ahí.

Sacrificios de recién nacidos, orgías satánicas y cultos al demonio, se vivían en esa casa, hasta que en una ocasión, uno de los bebes, lloro cuando lo estaban preparando para la ceremonia, en donde lo sacrificarían, por lo que dos albañiles que pasaban por el lugar, asombrados por el llanto del recién nacido, se asomaron, que fue cuando se dieron cuenta de los terribles actos, que ahí se perpetraban.

Armados con palos y machetes, la poblacion entera, entro en la casa de la calle “Delicias” y matando a todos los adoradores del diablo, acabo con la maldad que en el pueblo se cernía, algo que asusto a todos los presentes, fueron las carcajadas de Doña “Micha” a la cual empezaron a quemar.

Desde ese día, nadie llega hasta la casa, de esa mujer, y se dice que sombras, y luces en las noches, se aparecen en el lugar, en el que se le rindió culto al mismo Satanás.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *